Crecimiento perros



Categorías

Artículos Mas Leídos

Nombres para perros hembra

Toda cachorra necesita un nombre para poder comunicarse con los humanos. Pero dicho nombre debe ser fácil de comprender, corto y que no se confunda con otras palabras.

Nombres para perros machos

Es muy importante nombrar a nuestro cachorro para que sepa cuándo nos dirigimos a él o lo llamamos. Pero es importante que el nombre sea simple, corto y claro.

Origen del American Pit Bull Terrier Red Nose

El American Pit Bull Terrier Red Nose es una variedad del Pit Bull Terrier, descendiente de la Old Family Red Nose de Irlanda. La variedad americana fue obtenida por cuidadosa selección de los ejemplares irlandeses.

El Mastín Tibetano, un gigante con melena de león

El Mastín Tibetano es un perro originario de la región del Tíbet que se supone habría aparecido hace cerca de diez mil años. Estos dogos fueron empleados para el cuidado de los rebaños nómadas.

Crecimiento perros Las etapas del crecimiento de los perros

Aprende sobre las etapas del crecimiento de los perros y sus características.

Publicado el 3 de febrero de 2012

Crecimiento perros

Al igual que todos los seres vivos, los perros tienen varias etapas en su desarrollo y cada una con sus características y necesidades particulares. Vamos a clasificar las etapas del crecimiento de los perros en 7 fases.

De acuerdo con la autora del libro “Puppies”, Angela White, las etapas del crecimiento del perro son: período prenatal, período natal, período de transición, período crítico o de sociabilización, período juvenil, adolescencia y período adulto.

Las siete etapas del crecimiento de los perros

Período prenatal: es el que comprende la gestación. Es importante atender la nutrición de la madre durante esta etapa. Evitaremos situaciones estresantes, las medicinas que puedan afectar su preñez, los rayos X, y controlaremos que realice el ejercicio apropiado para su estado.

Período natal: abarca las dos primeras semanas de vida. En esta etapa, el cachorro está indefenso y depende totalmente de la madre, su tiempo se reparte entre la lactancia y el sueño. El cachorro es muy sensible a la temperatura externa, pues no es capaz de regular la propia. Sus intestinos todavía no están suficientemente desarrollados, por lo que necesita la ayuda de la madre para defecar. Es muy sensible al dolor y al contacto. Recién abrirá sus ojos a los 14 días de edad, pero sin poder reaccionar ante la luz, los sonidos o los movimientos.

Período de transición: va entre la tercera y la cuarta semana. Aquí el cachorro adquiere cierta autonomía, comienza a caminar rudimentariamente, muestra reacciones ante los sonidos y los movimientos, reconoce a las personas. Cuando finaliza esta etapa, ya es capaz de gruñir, ladrar, mover el rabo y pararse en dos patas.

Período crítico o de sociabilización: va entre la quinta semana y la doceava o dieciseisava. Es cuando el cachorro desarrolla sus habilidades motrices. La madre reduce la leche y comienza a comer alimentos sólidos. El cachorro interactúa con sus hermanos. Es capaz de atender a objetos y personas y acercarse para curiosear. El juego le prepara para posicionarse en la jauría y le enseña a controlar la mordida. También durante esta etapa aprende la sumisión y la dominación, además de las consecuencias de sus acciones. Se le considera un período crítico porque de lo que aprenda en esta etapa, dependerá su comportamiento futuro. De allí la importancia de enseñarlo a sociabilizar con personas, otros animales, sonidos y situaciones, para evitar que se torne miedoso y pueda llegar a ser agresivo por temor.

Período juvenil: esta etapa está superpuesta con la anterior, va desde la décima semana hasta el comienzo de la madurez sexual. Continúa con las actividades de la etapa crítica. Disminuye su capacidad de concentración. Ya desde los cuatro meses, el macho comienza a mostrar interés por las hembras, pero no será hasta los siete u ocho meses que adquirirá la capacidad de engendrar. Las hembras tienen su primer ciclo a los seis o siete meses, pudiendo llegar a comenzar a los 18 meses en algunas razas.

Adolescencia:es una etapa similar a la de los humanos. Se da la madurez física y el desarrollo de la capacidad sexual, cuando todavía mantiene la mentalidad juvenil. Durante esta etapa es necesario mantenerlos ocupados pues necesitan desgastar energías. Es una etapa de cierta rebeldía, donde el perro tiende a seguir su voluntad, por eso es importante mantenerlo ocupado. Es el momento en que necesitan límites y saber que no pueden hacer su antojo.

Período adulto: comienza cuando el perro alcanza su madurez, puede variar de una raza a la otra. Las razas grandes tardan más en madurar este período comienza a los dos o tres años. Durante esta etapa el perro alcanza la estabilidad, pero sin perder la capacidad de aprender.