Cómo cuidar una perra embarazada



Categorías

Artículos Mas Leídos

Nombres para perros hembra

Toda cachorra necesita un nombre para poder comunicarse con los humanos. Pero dicho nombre debe ser fácil de comprender, corto y que no se confunda con otras palabras.

Nombres para perros machos

Es muy importante nombrar a nuestro cachorro para que sepa cuándo nos dirigimos a él o lo llamamos. Pero es importante que el nombre sea simple, corto y claro.

Origen del American Pit Bull Terrier Red Nose

El American Pit Bull Terrier Red Nose es una variedad del Pit Bull Terrier, descendiente de la Old Family Red Nose de Irlanda. La variedad americana fue obtenida por cuidadosa selección de los ejemplares irlandeses.

El Mastín Tibetano, un gigante con melena de león

El Mastín Tibetano es un perro originario de la región del Tíbet que se supone habría aparecido hace cerca de diez mil años. Estos dogos fueron empleados para el cuidado de los rebaños nómadas.

Crecimiento perros Las etapas del crecimiento de los perros

Aprende sobre las etapas del crecimiento de los perros y sus características.

Publicado el 17 de junio de 2011


El embarazo de una perra es un evento que puede parecer complicado pero es fácilmente manejable tomando unas simples precauciones. Les recuerdo que si no quieren que su perra se embarace tienen que castrarla, algo que solo puede realizar un veterinario. Sin embargo cuidar una perra embarazada no es algo difícil y solo requiere paciencia y preparación. En promedio, el embarazo en las perras dura de 59 a 63 días pero esto varía dependiendo de la raza así que a partir del día 50 es cuando deben empezar a estar más atentos que nunca.

Para saber cuantos cachorros tendrá la perra les recomiendo llevarla al veterinario, que no solo le hará una radiografía (a partir del día de embarazo 45) sino también un chequeo general para determinar que todo esté bien con su salud. Generalmente se requieren varias visitas aunque el nacimiento en sí mismo puede manejarlo una sola persona que sepa lo que hace. De todas formas es conveniente que luego de nacer los cachorros, tanto ellos como la madre sean examinados para ver que todo esté bien (recuerden que los perros llevan reproduciéndose casi sin ayuda durante miles de años así que no hay demasiado de lo que preocuparse).

A medida que progrese el embarazo notarán que la perra pasa más tiempo echada y que su viente se volverá más abultado. También comerá más y estará más cansada por lo que procuren que siempre tenga alimento y agua fresca al igual que un lugar cómodo donde descansar.  Para saber si una perra esta embarazada llévenla al veterinario pero probablemente notarán que no menstrúa lo que es una señal bastante clara de embarazo.

Embarazo saludable

Durante el embarazo eviten que la perra realize cualquier tipo de ejercicio extremo pero traten de que camine con frecuencia para evitar la obesidad. También recuerden que no pueden vacunarla durante el embarazo, aunque si desparasitarla.  Faltando 3 semanas para el parto aíslen completamente a la perra, ya que se encontrará sumamente vulnerable al herpes canino, transmitido sexualmente por otros perros. El aislamiento también debe extenderse hasta 3 semanas después del nacimiento de los cachorros.

El herpes canino no es un problema para una perra que no esta embarazada pero si lo contrae durante la gestación, la camada puede morir al nacer o durante las primeras semanas así que sean sumamente cuidadosos. Cuando la perra sienta que es momento de parir, buscará un lugar aislado que sienta seguro para formar un cubil y comenzará a dar a luz.

La cantidad de cachorros variará dependiendo del tamaño de la perra, su raza, etc, pero la radiografía les dirá cuantos deben esperar. La mayoría de las perras pueden alimentar bien hasta 8 cachorros pero si tienen más podrían requerir asistencia a la hora de alimentarlos.

Durante el nacimiento traten de tener un veterinario presente y si no es posible, usen guantes de látex para tocar a los recién nacidos tanto por razones de higiene como para evitar impregnarlos de un olor extraño que podría hacer que la madre los rechace al considear que no son suyos. También se recomienda que una sola persona, preferiblemente la de mayor confianza de la perra, sea quien la asista ya que esta se pondrá sumamente tensa durante el parto y verá cualquier movimiento extraño como una posible amenaza a la seguridad de su camada.

Cuando los perritos nazcan limpien sus bocas y sus narices con un poco de suero fisiológico asegurándose que respiren y la zona del cordón umbilican con iodo (luego de que la madre se los haya comido). Lamentablemente los perritos deben arrastrarse solos hasta el seno materno donde encontrarán la vital leche ya que su madre no los ayudará en lo más mínimo en un ejemplo de selección natural. Sean sumamente cuidadosos con la madre, ya que esta puede realizar movimientos bruscos y sin darse cuenta sentarse sobre sus cachorros, asfixiándolos (por eso se recomienda que el cubil tenga todo el espacio posible).

Si todo sale bien los cachorros deberían estar al menos dos meses con su madre antes de poder ser dados a otras personas (si es que deciden seguir ese curso).

 

Imprimir

Categorías: Cría, Salud

Palabras clave: , ,

Mas artículos sobre : Cómo Cuidar Una Perra Embarazada