Cómo evitar que tu perro mendigue en la mesa

Evitar que tu perro mendigue en la mesa. Aprende cómo evitar que tu perro pida tu comida.

evitar-que-tu-perro-mendigue-comida

Ver la cara tierna de tu perrito suplicando por comida es muy difícil de resistir, pero seguramente te ha ocurrido que apenas cedes a sus pedidos, te arrepientes porque lejos de conformarse con el bocado, regresa por más y cada vez más insistente. La mejor manera de evitar que tu perro mendigue en la mesa es no darle jamás de tu comida.

Es sencillo decirlo, pero complicado de poner en práctica, ya que como siempre en la vida, las cosas no son tan simples.

Para comenzar, digamos que es natural que el perro sienta deseos por nuestra comida, ya que su nariz es un excepcional laboratorio de olfatos y nuestra mascota está sufriendo una tentación en 4D difícil de manejar. ¿Pero por qué fracasamos al corregir su conducta?

Una de las formas más habituales de aprendizaje social de los perros es por condicionamiento operante, método por el cual se premia al animal (refuerzo positivo) ante las conductas deseables y se lo castiga (refuerzo negativo) por las conductas indeseables. Si cedemos aunque sea una vez a sus ruegos, el perro interpretará que fue premiado por hacerlo y repetirá la acción hasta obtener su cometido.

Un refuerzo positivo discontinuo (se premia al perro algunas veces sí y otras no), a la larga es más efectivo porque obliga al animal a esforzarse más por conseguir su objetivo. Pero aquí tenemos un problema. Si una vez cedemos a nuestro perro y le damos de comer, lo tomará como un refuerzo discontinuo e insistirá mucho más que antes.

De modo que para que la educación sea efectiva, nunca debes darle de comer cuando pide en la mesa. Por otra parte, ningún miembro de la familia o invitado, debe hacerlo, porque obrará como refuerzo discontinuo.

También debes ignorarlo mientras hace sus demostraciones, aunque te rasque o moleste para que lo atiendas. De esta forma estás desestimulándolo y en un par de semanas dejará esta costumbre.

Una buena solución para que tu perro no mendigue en la mesa es darle de comer antes que tú, de este modo no estará hambriento y tu comida no lo tentará tanto. Tal vez siga pidiendo al principio, pero luego ya no lo hará.

Puedes reforzar su buen comportamiento premiándolo al terminar de comer. Coloca el premio en su plato, lejos de la mesa.

Es importante diferenciar cuando tu perro pide por comida de cuando lo hace para que lo atiendas. Tal vez estuvo todo el día solo y tú llegas directo a cenar y no te tomas unos minutos para mimarlo. Esto hará que el perro reclame la atención por la que estuvo esperando todo el día y realmente la merece.

No es aconsejable encerrar al perro en otra habitación mientras comemos porque se pondrá más ansioso y eso no ayudará a encauzar su comportamiento.