Frontline Combo, la protección más efectiva contra pulgas, garrapatas y piojos

Disfruta este video de Frontline Combo y aprende cómo proteger a tu mascota y todo su entorno aplicando el producto una vez por mes. El adiós definitivo a las pulgas y garrapatas.

Frontline Combo

Cuando las pulgas, garrapatas o piojos, se instalan en tu mascota, es muy difícil deshacerte de ellas. Frontline Combo los libera durante más de un mes de los molestos parásitos y resiste a los baños.

Apenas 24 horas después de la aplicación, Frontline Combo elimina garrapatas, pulgas o piojos de tu animal y de los espacios que frecuenta. El producto se aplica sobre la piel de tu mascota y es absorbido por las glándulas sebáceas, que lo liberan gradualmente, brindándole una protección contra futuras infestaciones.

Frontline Combo es resistente al agua, por lo que no tendrás inconvenientes para bañar a tu mascota, pues no acorta la vida útil del producto. Recuerda aplicarlo una vez al mes para mantener a tu querida mascota a salvo de molestos parásitos y más feliz.

Aquí te dejamos el video de Frontline Combo para que puedas ver una demostración práctica de la acción del producto y sus beneficios.


¿Por qué los perros hacen pozos?

¿Sabes por qué los perros hacen pozos?

¿Por qué los perros hacen pozos?

Los perros al igual que los humanos, tienen algunas conductas que son propias de su especie y que no comparten con el humano ni con ninguna otra especie. Por eso, si tu perro excava tu jardín como si estuviese poseído, no te enojes con él, pregúntate, ¿por qué los perros hacen pozos? y trata de manejar la situación.

Lo primero que debes comprender es que no se trata de un comportamiento destructivo, sino que es una conducta ocasionada por diferentes motivos, que dependen de cada perro y de su amo.

De hecho, existen algunas razas que fueron criadas para que tuviesen aptitudes excavadoras, ya que en principio estaban destinadas a la colaborar en la caza de animales que habitan en madrigueras (nutrias, zorros, comadrejas, etc.). Razas como el Teckel o el Fox Terrier tienen un instinto excavador muy desarrollado, mucho más que cualquier raza, por eso no te extrañe si tu cachorro pertenece a estas razas y suele dejar sus hoyos en tu jardín.

Las causas del comportamiento excavador de los perros, puede dividirse en comportamiento anormal y comportamiento normal. Las causas anormales deben ser motivo de consulta con un veterinario etólogo (especializado en comportamiento).

El comportamiento normal tiene diez causales:

Para ingestión: el perro cava para obtener una presa, respondiendo a sus instintos cazadores. Generalmente es en busca de pequeñas presas como roedores. Cualquier alteración en el terreno puede desencadenar esta conducta.

Comportamiento epimelético: es la costumbre de los perros de enterrar comida y luego recuperarla. Es una conducta destinada a almacenar reservas para cuando no hay comida o cuando estén aburridos. También algunos fertilizantes (harina de hueso o de sangre) pueden desencadenar este comportamiento, pues resultan muy atractivos para los perros. Este comportamiento se evita no dejando comida excesiva al perro.

Búsqueda de confort: este comportamiento está relacionado con la búsqueda de confort, el perro cava un pozo solo. Este comportamiento es más usual en verano, ya que las capas más profundas de tierra están más frescas. Esto se soluciona dando resguardo y confort al perro, para que no deba procurárselo por sí mismo.

Relajación: este comportamiento suele darse por ansiedad por la separación. El perro queda solo, se aburre y comienza destruir objetos. Esto se debe también a que necesita hacer ejercicio. Se puede evitar dándole momentos de juego y recreación, pero lejos del horario de dejarlo solo, de lo contrario, se aumenta la ansiedad. Dejar juguetes de plástico duro para que el perro muerda mientras está solo es una buena opción. También puedes dejarle pelotas, huesos y otros juguetes a los que pueda acceder fácilmente. No olvides que para los perros, mordisquear es una diversión.

Curiosidad: este cavado es superficial o entre piedras y es propio de los cachorros y perros muy activos. Su curiosidad los lleva a investigar los alrededores.

Comportamiento alelo mimético: es el que aprenden de otro compañero que cava, sin tener un motivo particular. También pueden aprenderlo de su amo, no olvidemos que para el perro, somos parte de la manada y si ven al amo realizando un pozo en el jardín, tenderán a imitarlo.

Comportamiento agonístico: es un comportamiento de frustración de agresión. Suele darse en perros que se encuentran en un perímetro cercado, el perro cava para poder escapar y salir a la calle, ya sea para buscar a otro perro durante el celo o para agredir a un perro vecino. Una forma de limitar este comportamiento es castrar al animal (macho o hembra).

Comportamiento reproductivo: es común en las perras que excaven una paridera cuando están por parir.

Comportamiento social: los perros son animales gregarios, si se sienten solos pueden excavar para escapar de la soledad. Esto se previene sacando al perro a dar largos paseos y a socializar con otros perros y personas.

Enfermedad: cuando el perro se siente enfermo, puede excavar un pozo para meterse en él para sentirse aliviado de sus molestias. En este caso es conveniente prestar atención a su conducta y consultar con un veterinario.