Skye Terrier el cazador de la isla de Skye

El Skye Terrier es una raza de perros proveniente de la isla de Skye. Esta raza fue la favorita de la reina Victoria, lo que le brindó gran popularidad.

El Skye Terrier es una raza canina originaria de la isla de Skye, ubicada en el noroeste de Escocia. De acuerdo a una leyenda popular, en el siglo XVI habría encallado en dicha isla un buque de guerra español que transportaba perros de raza Maltés. Estos perros se habrían adaptado fácilmente al entorno y se habrían cruzado con terriers locales de patas cortas y otras razas, hasta que surgió un perro alargado y robusto, el Skye Terrier.

Esta raza fue empleada para la caza de zorros y tejones. Luego se convirtió en la raza preferida de la reina Victoria y ganó popularidad. Luego, la raza entró en decadencia, pero resurgió al terminar la Primera Guerra Mundial.

Características del Skye Terrier

El Skye es un perro de cuerpo alargado, de pelaje abundante y largo. Sus movimientos son seguros y coordinados. El pecho es profundo y el lomo es corto. La cabeza es bastante larga, con un hocico fuerte con mandíbulas dotadas de una dentadura con cierre de tijera.

El pelaje está compuesto por dos capas, una exterior con pelo largo, lacio y duro. Combinado con la capa interna muy tupida y lanosa, corta y suave. Todo su cuerpo está cubierto por pelo, incluida la cabeza, sobre la cual caen sendos mechones. Pueden presentar todos los colores siempre que sean enteros: negro, crema, azul grisáceo, son los más frecuentes.

Este simpático perrito de gran elegancia, es lo que se conoce como “perro de un solo amo”, pues elige dentro de la familia a la persona a quien obedecerá. Es reservado con los extraños.

Su cabeza es larga y poderosa, relativamente ancha en la parte trasera, con stop no muy marcado. El hocico posee una mordida de tijera. La trufa es de color negra, pequeña y ancha.

Los ojos son medianos, color marrón oscuro, ubicados muy próximos entre sí, con una mirada despierta y expresiva. Las orejas son triangulares, de tamaño medio, cubiertas por largos flecos. Puede llevarlas erectas o colgantes contra la frente.

Las patas delanteras son cortas, musculosas y rectas. No deben tener espolones. Los pies son grandes, de mayor tamaño que los pies posteriores. Poseen almohadillas gruesas y uñas fuertes. Los pies están dirigidos hacia adelante. Lleva la cola colgante, con la punta curvada, cubierta por flecos que le dan una apariencia vistosa. La altura ideal para el Skye Terrier es de 25-26 cm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *