Rhodesian Ridgeback un perro con cresta

El Rhodesian Ridgeback es una raza de perros africana, que se caracterizan por su cuerpo robusto y fuerte, además por su cresta de pelo sobre el lomo.

El Rhodesian Ridgeback es una raza de perros africanos caracterizados por su cuerpo musculoso y veloz, que es utilizado principalmente en la cacería, además de perro de guarda y compañía.

Estos perros pueden alcanzar una velocidad de 65 kilómetros por hora y son extremadamente agiles. La característica más remarcable de esta raza es su cresta en el lomo.

En Sudáfrica, los cazadores utilizaban jaurías de estos perros para la cacería del león, pues su trabajo en conjunto es imparable. Esto le valió el apodo de “El cazador de leones africano”.

Características del Rhodesian Ridgeback

Este perro puede soportar altas temperaturas durante el día y el frío por la noche, pues está adaptado al clima de las estepas africanas. También es resistente a las picaduras de insectos y es capaz de vivir sin agua ni comida más de 24 horas en esas duras condiciones.

El Rhodesian Ridgeback aparece en el siglo XVI, con la llegada de los colonos europeos que toman contacto con tribus del sur de África, más precisamente con la tribu de los Khoikhoi, quienes contaban con un perro semidomesticado que poseía una franja de pelo en punta sobre el lomo, la cual crecía en sentido contrario al resto del pelaje formando una cresta. Esta raza era conocida como Khoikhoi por los nativos y era empleada como perro de caza durante el día y como pastor del ganado por las noches.

El Khoikhoi debía sobrevivir en un clima extremo, trabajando duro y consumiendo muy escaso alimento y agua. En este medio hostil, las garrapatas son otro de los tantos inconvenientes y esta raza se protegía de ellas con un pelaje muy corto.

Entre otras cualidades debemos destacar el carácter silencioso de esta raza, su valentía, lealtad, su capacidad para la caza. Todas estas virtudes le ganaron el aprecio de sus amos.

Descripción del Rhodesian Ridgeback

Con una altura de 61-66 cm para las hembras y un peso de 30-39 kg. Los machos tienen mayor tamaño, 63-68 cm y su peso oscila entre 36-41 kg. Poseen un pelaje corto, denso, brillante y liso, con la característica cresta dorsal de pelos que crecen en sentido invertido a los demás. La cresta debe ser bien definida y estrecharse hacia la cadera, comenzando detrás de los hombros y acabando en la grupa. Esta cresta es la que da origen al nombre de la raza (ridge: cresta y back: espalda) Ridgeback.

Este perro es musculoso y fuerte, bien equilibrado y de cuerpo simétrico. Es muy ágil y activo, atlético, puede desarrollar una velocidad de 65 km/h y recorrer grandes distancias.

Sus patas delanteras son fuertes y rectas, con huesos macizos, lo que le proporciona una gran resistencia. El rabo es fuerte y de forma cónica, está implantado alto.

Su pelaje puede ser desde rojizo hasta color trigo pálido. Puede tener el hocico más oscuro en tonos de negro o marrón. Están admitidas manchas blancas pequeñas en el pecho y sobre los dedos de las patas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *