Pinscher Miniatura el perro ratonero

El Pinscher Miniatura o Zwergpinscher es una raza originaria de Alemania, muy similar al Pinscher Alemán, pero de tamaño menor. También guarda un gran parecido con el Dóberman, del cual no desciende.

El Pinscher Miniatura o Pinscher Mini o Zwergpinscher, tuvo su origen en Alemania en el siglo XVIII, de acuerdo a algunas hipótesis proveniente del cruce entre el Galgo Inglés y el Teckel, combinado con un poco de genética del Terrier. Según otra teoría, sería el resultado del cruce entre el Toy y el Manchester Terrier.

Lo que sí está claro es que el Zwergpinscher se originó en las granjas alemanas, donde se desempeñaba como perro ratonero. Su nombre proviene del vocablo alemán “pinscher” que significa “mordedor”.

El Pinscher Miniatura está incluido en la familia de los Pinscher, la cual incluye a diversas variedades, Pinscher Grande y Pinscher Miniatura, y dos tipos de pelo, Pinscher de pelo largo y de pelo corto. Pero fue recién a comienzos del siglo XIX que se comenzaron a separar las distintas variedades. Dentro de los Pinscher podemos incluir al Affenpinscher y el Schnauzer.

Hasta 1918, esta raza sólo se conocía en Alemania y los Países Escandinavos. En 1919 fue exportado a los Estados Unidos, donde ganó popularidad rápidamente.

Descripción del Pinscher Miniatura

De aspecto muy semejante al del Dóberman, esta raza no puede calificarse de Dóberman en miniatura, porque de hecho, es más antigua que éstos. Por otra parte, el Pinscher Miniatura también es igual al Pinscher Alemán.

Estos perros de pequeño porte son muy valientes, cariñosos y alegres. Con un gran caudal de energía, siempre están dispuestos al juego y gozan mucho de la vida familiar. Se muestran desconfiados con los extraños.

Si bien es fácil de adiestrar, debe comenzar desde pequeño para que se adapte a otros perros. En hogares con niños pequeños no es aconsejable, pues tiene cierta tendencia a morder cuando se asusta o sorprende. Aunque puede sociabilizarse desde pequeño para la convivencia, no lo aconsejaría para familias con niños pequeños.

Son muy afectos a las rutinas y ladrarán a todo lo que consideren como una amenaza, aunque puede educárseles a contener el ladrido.

De cuerpo esbelto pero musculoso, tienen la cabeza alargada y proporcionada a su tamaño, con el cráneo es plano. El hocico es alargado y se afina hacia la punta, la que se remata con una trufa mediana de color negro. Las mandíbulas poseen una dentadura bien desarrollada.

Tiene ojos grandes, separados entre sí, astutos y alerta. Las orejas son rectas y erectas naturalmente, pero ya no se estila cortarlas, salvo en algunos países.

El pelaje es corto y suave, pegado a la piel, puede ser unicolor o bicolor con toques de otro: rojo oscuro, rojo mezclado con pelos negros, negro y fuego (rojizo), y chocolate con rojizo.

En los ejemplares bicolores, las marcas de fuego están sobre los ojos, en la parte inferior de la cara y el cuello, el antepecho, en los pies, caras internas de las patas posteriores, en los metacarpos y en el perineo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *