Perro Esquimal Canadiense una raza del Ártico

El Perro Esquimal Canadiense es una raza muy antigua de perros de trineo originaria del norte de Canadá. Es quizá el perro con mayor resistencia al frío que existe.

El Perro Esquimal Canadiense es una raza de perros de trineo proveniente del norte de Canadá. Es probablemente el perro con mayor resistencia al frío, por lo cual resulta muy resistente como perro de trineo durante el invierno y como perro de carga durante el verano. Estas cualidades le permiten transportar mucho peso a través de largas distancias en poco tiempo.

Debido a sus aptitudes físicas fue el perro utilizado en las exploraciones tanto del Ártico como de la Antártida. Actualmente es uno de los perros favoritos para las carreras de trineos.

Es posible que esta raza esté emparentada con el Perro de Groenlandia. Esta raza pertenece a la familia de los Spitz. Ha sido el perro de los espíritus de la cultura Inuit durante los últimos mil años.

Tal vez no sea el perro ideal como mascota, ya que posee una constitución adaptada a las condiciones de la intemperie en los climas fríos, fuerte, inteligente y tranquilo, capaz de sobrevivir en las peores condiciones. Necesita de una casa amplia con un jardín donde ejercitar y estar al aire libre.

Para destinarlo como mascota, deberemos llevarlo a clases de obediencia desde muy pequeño, pues está acostumbrado a la vida en manada, donde las jerarquías deben respetarse y conservarse. Es necesario emplear toda la paciencia para educarlos y mostrarse firmes, pues obedecen el mandato del más fuerte.

Descripción del Perro Esquimal Canadiense

El Perro Esquimal tiene una altura de (50-60 cm) para las hembras y de (58-70 cm) para los machos, con pesos de (18-30 kg) en las hembras y (30-40 kg) en los machos. El pelaje tiene dos capas, el manto externo es medianamente largo y liso, el manto interno es muy denso. Admite todos los colores y combinaciones, no tiene un color específico.

La cabeza tiene forma de pera, con el hocico que se afina y aspecto similar al de un lobo. Las orejas son pequeñas, triangulares y erectas, emplazadas bien altas y juntas en la cabeza.

La cola tiene abundante pelo más largo que el resto del cuerpo, la mantiene curvada sobre el lomo, como la mayoría de los perros primitivos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *