Pastor Belga, cuatro razas con un nombre

El Pastor Belga es un conjunto de razas o variedades de perros pastores provenientes de Bélgica. La raza fue oficializada en 1891, dividiéndose en cuatro variedades o razas.

Pastor Belga Malinois

El Pastor Belga o Perro Ovejero Belga es la denominación con que se conocen a cuatro razas de perros. De acuerdo a las diferentes sociedades cinológicas, se considera que son cuatro variedades de una misma raza o cuatro razas diferentes.

Las cuatro variedades o razas son: Pastor Belga Groenendael, Pastor Belga Laekenois, Pastor Belga Tervueren, Pastor Belga Malinois.

Las cuatro variedades comparten cualidades y temperamento, aunque difieran en el aspecto, estos perros son inteligentes, muy trabajadores, con temperamentos y tamaños semejantes. Además comparten la genética, pues podemos obtener de una camada de padres de la misma variedad, cachorros de una variedad distinta.

Pastor Belga Laekenois y Pastor Belga Tervueren

Los orígenes del Pastor Belga

La raza se oficializa entre 1891 y 1897, debido a que existían en Bélgica en ese tiempo, una infinidad de perros cuidadores de rebaños de características diferentes y se buscaba crear una raza con un estándar apropiado.

El 29 de septiembre de 1891 se fundó en Bruselas (capital de Bélgica) el Club del Perro Pastor Belga y para el 15 de noviembre, el grupo liderado por el profesor A. Reul, ya contaba con 117 ejemplares para trabajar en la selección de los mejores. Durante los años siguientes se realizaron las cruzas selectivas.

El 3 de abril de 1892, aparece el estándar detallado para la raza, donde se admite una única raza con tres variedades de pelo. Pero recién en 1901 se registraron los primeros ejemplares oficiales de la raza.

Los trabajos realizados por los cinófilos llevaron a establecer el tipo y carácter de la raza para 1910.

Pastor Belga Groenendael

Características del Pastor Belga

La raza continúa sirviendo como pastores, pero en la actualidad, también sirven como perros de policía, desempeñándose tan eficazmente como los pastores alemanes.

El Pastor Belga posee un instinto territorial muy marcado por lo que defenderá con fiereza a su amo tanto como a su propiedad. Dada esta característica, es necesario ofrecerle la posibilidad de ejercitar a diario. Es conveniente entrenarlos desde pequeños, pero con métodos no agresivos, pues de lo contrario se tornará nervioso y propenso a no obedecer. Son especialmente protectores con los niños.

En cuanto a la talla, las cuatro variedades comparten los mismos parámetros: 55 cm de altura y 20-25 kg de peso para las hembras, y 62 cm con 25-30 kg de peso para los machos.

Respecto al tipo de pelaje, color y forma, las cuatro variedades poseen su propio estándar.

El temperamento del Pastor Belga es activo, alerta, especialmente apto para perro guardián y cuidador de rebaños.

La salud de estos perros es en general buena, pero como toda raza grande, están expuestos ocasionalmente a sufrir displasia de cadera. La expectativa de vida de esta raza es de 14 años. Como otras razas que sufrieron las cruzas selectivas, están expuestos a algunas enfermedades genéticas como las dermatológicas y algunas a nivel óseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *