Mastín Español un boyero de gran tamaño

El Mastín Español es una raza de moloso destinado al cuidado de los rebaños de ovejas trashumantes. Estos perros de gran tamaño son empleados como perros de guarda debido a su marcada territorialidad.

El Mastín Español es un moloso de gran tamaño proveniente de España y que tiene al Mastín del Pirineo como una de sus variedades. Esta raza de perros ha sido destinada al pastoreo de ovejas que recorrían la Península Ibérica, defendiendo los rebaños contra los lobos.

La defensa natural de estos perros contra el ataque de los lobos está en su papada abundante, que los protege contra las mordidas. También se utilizaba protección adicional que consistía en unos collares metálicos gruesos con pinchos, conocidos como “carlancas o carranclas”.

La raza se vio mermada debido a los cambios en la crianza del ganado y a la Guerra Civil Española. Fue en 1946 que se aprobó el primer patrón racial para este Mastín.

Descripción del Mastín Español

Este moloso de montaña es un perro de talla grande, robusto y fuerte, pero ágil y flexible para cumplir con su tarea de boyero. Es el mayor de los perros españoles, su altura a la cruz oscila entre 72-88 cm, con pesos que van entre los 55-77 kg las hembras y 90-100 kg los machos.

Es un perro corpulento y bien proporcionado, con unas patas poderosas, cola gruesa con pelos más largos que los del cuerpo. La cabeza es grande y acorde, con una papada prominente. Posee ojos pequeños y despiertos. Las orejas son medianas y caen a los lados. Es un perro hermoso con un porte imponente.

El Mastín Español posee un pelaje tupido, grueso, liso y corto. Admite una extensa variedad de colores que van entre el amarillo, leonado, cervato, hasta el negro. También hay ejemplares combinados o con coloración irregular.

Independiente y algo reservado, este perro es muy manso y de carácter noble, aunque no lo demuestre, es capaz de sacrificar su vida por la de su amo. Es inteligente y seguro de sí, por lo que defenderá su territorio sin resquemores frente a los extraños. Esta característica hace que se muestren algo agresivos con las visitas, hasta obtener la aprobación del amo.

Debido a su naturaleza de pastor errante, es un perro que necesita espacio y por ello no es recomendable para apartamentos o casas reducidas. Necesita una casa amplia con jardín para mantenerse feliz y saludable.

Dueño de un ladrido grave, profundo, ronco y muy sonoro, este perro resulta un guardián atento y sus llamados de atención no son molestos ni estridentes. Es desconfiado con los extraños, pero fiel y amable con la familia, también gusta mucho de los niños.

Requiere de cepillado frecuente para mantener la salud de su pelaje. Es bastante saludable, el principal trastorno que puede padecer es la displasia de cadera, problema que suele afectar a los perros grandes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *