Manchester Terrier, un perro con temperamento gatuno

El Manchester Terrier es una raza inglesa bastante antigua, descendiente de perros cazadores de almañas. Estos perros tienen un gran parecido con los Dobermann.

El Manchester Terrier es una raza de perros muy parecidos a los Dóberman, pero su gran diferencia con esta raza radica en su tamaño.

La raza proviene de Inglaterra y tiene como sus antecesores a los Black and Tan Terrier del siglo XVI, de color negro combinado con zonas color fuego, los que estaban dedicados a la captura de toda clase de alimañas.

La llegada de la Revolución Industrial cambió los intereses de la gente, y estos perros fueron asignados a tareas de entretenimiento, como la captura de roedores dentro de una fosa. Las carreras de perros, donde también participaron.

Pero su aspecto actual se logró al cruzar a los Black and Tan Terrier con los Whippett, creándose una raza de perros ratoneros más ágil y rápida.

Características del Manchester Terrier

Esta raza es compacta y elegante, con cuerpo corto, el lomo apenas arqueado y las costillas bien arqueadas. Tienen el vientre recogido, con pecho profundo y angosto.

La cabeza tiene forma de cuña, larga y angosta, el hocico es ancho en la base y se afina hasta rematar en una trufa negra y brillante. Los ojos almendrados y oscuros, son pequeños y brillantes. Las orejas tienen forma de V, son pequeñas y están emplazadas en la parte alta de la cabeza, caen hacia adelante.

Poseen un pelaje corto, duro, denso y liso, color negro, alternando con zonas de color caoba. La cola está inserta en la parte alta de la espalda, es corta y cónica, la lleva caída y puede levantarla, pero no más del dorso.

El temperamento de los Manchester Terrier

Estos perros son muy independientes, reservados frente a los extraños y limpios, por eso se los compara con los gatos. Son alegres, muy fieles con sus amos. Siempre están alerta por cualquier ruido o movimiento.

Su temperamento gatuno requiere de sociabilización desde muy temprana edad para que se tornen más amigables. No son agresivos en general, pero como muchos Terrier, si se sienten asustados, no es raro que se defiendan dando un mordiscón.

Si bien pueden congeniar con los niños que se muestren respetuosos, no deben dejarse a solas con niños pequeños, nunca sabemos cómo reaccionará el perro ante los juegos bruscos u otras molestias que el niño pudiera ocasionarle.

Como es muy territorial y tiene instintos cazadores, debe ser sociabilizado con otros perros o mascotas, para que puedan convivir satisfactoriamente.

Por ser independientes y muy inteligentes, no responden de buenas al adiestramiento tradicional, pero sí lo hacen con el adiestramiento en positivo, aunque requiere de empeño y de imponer límites con firmeza y cariño.

Si bien tienen un comportamiento general bueno, no les gusta estar mucho tiempo solos, suelen desquitarse con los objetos de la casa. No son la mascota ideal para un apartamento pues tienden a ladrar mucho. Por su condición de cazadores, necesitan mucho ejercicio, caminatas y agility, son buenos para estos Terrier. No es una mascota apropiada para personas irritables ni sedentarias, por lo que no se los recomienda como perros de compañía para adultos mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *