Basset Hound

De origen francés, contrariamente a lo que pueda indicar su nombre, el Basset Hound es la personificación de la paciencia, tan tranquilo, afable y bonachón como lo sugiere su aspec­to.

De origen francés, contrariamente a lo que pueda indicar su nombre, el Basset Hound es la personificación de la paciencia, tan tranquilo, afable y bonachón como lo sugiere su aspec­to.

Su físico patoso y sus largas orejas colaboran para que sea considerado como un perro de compañía entrañable, que suscita la sonrisa y la ternura. Particularmente paciente con los niños, es inca­paz de enfadarse por mucho que lo molesten y siempre se comportará dulcemente con ellos.

Origen del Basset Hound

No obstante, no hay que olvidar que se trata de un perro de caza, de olfato fino y aplicado, que se adpata perfectamente a la jauría. Por su morfología, el Basset es especialmente adecuado para la caza del conejo y también se desenvuelve con eficacia en la caza de la liebre y el corzo. No es muy rápido ni despierto, pero por su carácter, se le considera un perro práctico y cómodo.

Aunque puede acostumbrarse a la vivienda urbana sin dificultad, no hay que olvidar que a pesar de su aspecto tranquilo y perezoso, es un animal deportista que requiere frecuente y pro­longado ejercicio. Además, es muy sociable y requiere compañía, ya sea de sus dueños o bien de otro perro, o incluso de un gato, con quien se llevará sorprendentemente bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *