Adiestramiento del perro pastor

Antes de comenzar a entrenar a nuestro perro pastor debemos averiguar que tan capacitado está para la tarea. Para ello debe poseer los instintos básicos de trabajo

Antes de comenzar a entrenar a nuestro perro pastor debemos averiguar que tan capacitado está para la tarea. Para ello debe poseer los instintos básicos de trabajo: instinto de seguimiento, de presa, de caza, social, de cobro, de juego, olfato, de dominancia, de protección, etc. Los primeros ejercicios de adiestramiento deben realizarse preferentemente mientras el perro es cachorro, para agudizar sus instintos. Dichos ejercicios consisten básicamente en juegos.  Después de los primeros ejercicios vie­nen las maniobras esenciales que el pe­rro pastor debe ejecutar a la perfec­ción.

Cómo adiestrar a un perro pastor

Reunir: Esta es la maniobra más popular de todas las de pastoreo. Consiste en colocar al perro atado de una correa de 5 a 15 metros cerca de las ovejas. Se le ordena varias veces : “Roe, derecha, trae” y des­pués se le acompaña repitiendo la orden. Si el ani­mal se muestra demasiado fogoso, se le frena con la correa ordenándole a menudo: “Roe, despacio”. Apenas el rebaño se haya reagrupado suficientemente, se para al perro con un enérgico: “Roe, quieto” y se le lleva al punto de par­tida: “Roe, aquí”. Luego se hace que el perro eje­cute el ejercicio sin correa, aprovechando el mo­mento en que las ovejas estén bien agrupadas.

Retroceder: Cuando el perro haya partido, se le frena con va­rios “Roe, despacio”. Si muestra una  tendencia a meterse en medio de las ovejas o a empujarlas demasiado, se le ordena: “Roe, atrás” y se interpone el entrenador con los brazos y el bastón levantados entre el perro y las ove­jas. Se le ordena retroceder unos quince metros. Se le ordena que se tumbe y después, alternativamente, se le hace avanzar dos o tres metros y tumbarse varias ve­ces, hasta pararlo definitivamente a unos cinco metros del rebaño.

Después se vuelve a repetir el ejercicio según las circunstancias. La orden “Roe, atrás” debe ser enér­gica debido a que el perro que empuja las ovejas es poderoso y pone todo su empeño en el tra­bajo, y esta actitud puede producir mo­lestias para el ganado que pace , ocasionando un desplazamiento demasiado rápido del rebaño.

Mantener agrupado: Este ejercicio pone las ovejas a corta distancia del pastor para que pueda curarlas de ser necesario. Una vez que el perro agrupó el ganado, no se le ordena trasadarlo junto al pastor, sino que se tumbe en el lugar: “Roe, quieto ahí o tumbado”. El perro debe guardar cierta distancia con el ganado y estar alerta para que no se le dispersen. Cuando las ovejas están tranquilas, se ordena al perro que se tumbe y luego se lo poen a trabajar de nuevo. Para el ejercicio se recomienda emplear un ángulo del redil, de lo contrario, si el rebaño no tiene obstáculos, se coloca al perro en el lado opuesto al pastor.

Detener: Este ejercicio enseña al perro a detener el rebaño antes de cruzar la carretera, o sirve también paar hacerlas  retroceder. Cuando se desplazan por un camino bordeado por cercas o vallas, haremos parar a las ovejas, diciéndole al perro “Roe, quieto”, después se lo induce a inmovilizar por un rato el rebaño. Se repite varias veces este ejercicio, con el pastor caminando junto al perro al mismo paso.  Luego se le ordena al perro que se detenga, “Roe, quieto”, mientras el pastor va hacia adelante rápidamente.

 

Aspecto del Fox Terrier

El aspecto típico y cuidado del Fox Terrier de pelo duro es el resultado de periódicos cortes de pelo. Pero no se trata de cortes de pelo comunes, pues de realizarlos con tijera o máquina, el pelo se pondría lanoso y las marcas de color se tornarían grisáceas o crema.

El aspecto típico y cuidado del Fox Terrier de pelo duro es el resultado de periódicos cortes de pelo. Pero no se trata de cortes de pelo comunes, pues de realizarlos con tijera o máquina, el pelo se pondría lanoso y las marcas de color se tornarían grisáceas o crema. El arreglo se realiza empleando un método antiguo llamado “stripping”. Este acicalado se practica a todas las razas de pelo duro y consisten en el arrancado del pelo de la capa externa, empleando unas cuchillas especiales o unos dedales provistos de dientes que desprenden el pelo muerto de la piel. Para realizar este corte es necesario que el animal no se bañe desde unos días antes del “stripping”, para que el pelo se desprenda y hasta unos días después, para que la piel no se irrite. Supuestamente, este método de “quitar” el pelo del perro no duele.

El Fox Terrier debe tener bien pelados: el cuerpo, los muslos, los hombros y el trasero. Pero debe conservar pelo largo en las patas, que deben tener aspecto cilíndrico de poste, en los pies que deben redondearse con las tijeras. Las zonas más sensibles para trabajar son: el cuello, la cabeza, la parte inferior del cuello, el cráneo, las sienes, las mejillas y las orejas. Se mantendrán las cejas y la barba con forma cuadrada.

Cómo es el aspecto del Fox Terrier

Es necesario evitar marcar la separación entre las partes trabajadas al ras y las partes que se dejan con pelo más largo. Algunos Fox poseen un pelo muy blando para el arreglo característico, por lo que se les realiza un corte que destaque la morfología típica del perro, su espalda corta, las patas bien rectas, el cuello largo, la cabeza alargada y potente, los ojos hundidos y pequeños.

El Fox Terrier de pelo liso también requiere cuidado de su pelaje. El principal factor es eliminar el pelo largo del cuerpo y los flecos de la parte posterior de las patas y de la cola. Podemos además cortarle el pelo del cuello con las tijeras para darle forma.

Basset Hound

De origen francés, contrariamente a lo que pueda indicar su nombre, el Basset Hound es la personificación de la paciencia, tan tranquilo, afable y bonachón como lo sugiere su aspec­to.

De origen francés, contrariamente a lo que pueda indicar su nombre, el Basset Hound es la personificación de la paciencia, tan tranquilo, afable y bonachón como lo sugiere su aspec­to.

Su físico patoso y sus largas orejas colaboran para que sea considerado como un perro de compañía entrañable, que suscita la sonrisa y la ternura. Particularmente paciente con los niños, es inca­paz de enfadarse por mucho que lo molesten y siempre se comportará dulcemente con ellos.

Origen del Basset Hound

No obstante, no hay que olvidar que se trata de un perro de caza, de olfato fino y aplicado, que se adpata perfectamente a la jauría. Por su morfología, el Basset es especialmente adecuado para la caza del conejo y también se desenvuelve con eficacia en la caza de la liebre y el corzo. No es muy rápido ni despierto, pero por su carácter, se le considera un perro práctico y cómodo.

Aunque puede acostumbrarse a la vivienda urbana sin dificultad, no hay que olvidar que a pesar de su aspecto tranquilo y perezoso, es un animal deportista que requiere frecuente y pro­longado ejercicio. Además, es muy sociable y requiere compañía, ya sea de sus dueños o bien de otro perro, o incluso de un gato, con quien se llevará sorprendentemente bien.

Bulldog Francés

Aunque se conoce que el Bulldog moderno apareció en Francia a fines del siglo XIX, no existe acuerdo sobre sus orígenes antiguos, los cuales despiertan discusiones entre los especialistas.

Aunque se conoce que el Bulldog moderno apareció en Francia a fines del siglo XIX, no existe acuerdo sobre sus orígenes antiguos, los cuales despiertan discusiones entre los especialistas.

Origen e historia del Bulldog Francés

Al respecto se enfrentan tres teorías. Según la primera, el Bulldog Francés sería una ver­sión en miniatura del Bulldog Inglés, obtenida a partir de cruces con pequeños terriers. En efecto, el robusto Bulldog Inglés había sido selec­cionado por su valentía en los combates contra sus congéneres y contra los toros, enfrentamientos que fascinaban a los británicos hasta mediados del siglo XVIII.

Pero su tamaño ya no resultaba conveniente cuando las peleas fueron prohibidas por el Parlamento Inglés y fue destinado a servir como perro guardián y de compañía. Algunos criadores decidieron lograr ejemplares de menor talla. A estos nuevos perros más pequeños se los denominó English Toy Bulldog y consiguieron rápidamente su popularidad en la zona de Nottingham, donde florecía la industria del encaje.

Cuando la crisis del siglo XIX obligó a los encajeros a emigrar hacia la región francesa de Calais, éstos llevaron consigo sus English Toy Bulldog, que se distinguían por sus pequeñas orejas con forma de concha. Esta nueva raza se cruzó con pequeños terriers dando origen al Bulldog Francés de orejas rectas.

La segunda teoría es la de Pierre Mégnin, que en realidad no contradice la teoría anterior, sino que la completa. Este especialista afirma que los carniceros y cargadores del Mercado central de abastos de París, ya poseían como mascota al Doguín, un perro más pequeño que el Dogo, pero más ágil. Esta raza gozaba de buena reputación entre los propietarios de los locales de pelea y los organizadores de combates, que se apasionaban con el carácter sanguinario de este perro.

A finales del Segundo Imperio, los doguines fueron reemplazados progresivamente por los Terrier Boules (que no se han de confundir con los Bull Terrier), una especie de pequeños ratoneros de cuerpo muy corto, musculosos, con las orejas y la cola cortadas, que, cruzados con Toy Terrier y probablemente con carlinos, habrían dado lugar al naci­miento del Bulldog Francés.

Al parecer, tanto los Toy Bulldog importados de Gran Bretaña, como los bulldog franceses del barrio del Mercado de París, habrían contribuido mutuamente a la mejora de sus respectivas razas, con lo que se logró fijar el estándar oficial en 1898.  Algunos detalles característicos de esta raza hacen pensar que recibió aportes del Carlino, de allí sus ojos prominentes, y de los terriers de pequeño porte, el tamaño.

La tercera teoría es la del especialista inglés George Krehl, quien afirma que el Bulldog Francés desciende directamente del Dogo de Burgos, el cual está emparentado cercanamente al Dogo de Burdeos. Las investigaciones del especialista se basarían en una placa de bronce de 1625, en la que se encuentran representados dogos pequeños, parecidos a los bulldogs ingleses, pero  con orejas de murciélago como el Bulldog Francés. Estos ejemplares aparecen reseñados como Dogo de Burgos.

Los primeros en criar al Bulldog Francés fueron los carniceros del matadero de la Villette de París, seguidos por cocheros, zapateros, vendedores ambulantes de frutas y verduras, agentes de policía, todos entusiasmados por el pequeño Boule (es el apócope de Bouledogue, nombre francés del Bulldog Francés).

Por estos tiempos, los cafés parisinos servían como sede para las reuniones organizadas para comparar los mejores ejemplares, donde se intercambiaban consejos y se buscaba obtener cachorros más fuertes. Este perro circulaba por los barrios populares Belleville, Pantin y les Halles. Con su pequeño tamaño y su carácter encantador, conquistó los corazones de los aficionados a la raza.

También supo llegar a los prostíbulos, donde su aspecto excéntrico atrajo a las madames y pupilas. Incluso fue retratado por el célebre Toulouse-Lautrec, en su cuadro “Le marchand de marrons” en 1901. Así la raza se extendió a los grandes salones, siendo el elegido de personajes como el rey Eduardo VII, los duques de la Rusia zarista, llegando a gozar de gran popularidad.

En 1880 se funda una asociación que reunía a cerca de cincuenta aficionados y criadores de la raza, semanalmente. Para 1885, se abría el registro provisional. Pero fue en la exposición oficial de 1887, que el Bulldog Francés participó por primera vez con ese nombre. En 1888 Marcel Roger creó los estaturos del club y fue su primer presidente electo. Los grandes impulsores fueron el barón Carayon de Latour y el mecenas norteamericano Gordon Bennett, quien favoreción la inserción de la raza en Estados Unidos.

 

Campeonatos de trineos

Aquel que esté interesado en las competencias de arrastre de trineos con perros debe saber que no es sencillo, pues se requiere de muchísimo entrenamiento, participar en campeonatos, poseer un equipo adecuado tanto para los perros como para el trineo y su conductor, además de los viajes constantes que estas competencias suponen.

Aquel que esté interesado en las competencias de arrastre de trineos con perros debe saber que no es sencillo, pues se requiere de muchísimo entrenamiento, participar en campeonatos, poseer un equipo adecuado tanto para los perros como para el trineo y su conductor, además de los viajes constantes que estas competencias suponen.

Durante el invierno las carreras son frecuentes en diversos sitios. El entrenamiento debe continuarse aún en los meses de verano, empleando un carrito especial que simule el trineo, para que los perros puedan tirar de él.

El Husky muestra todo su potencial  durante la carrera y el “musher” (conductor del trineo) se vuelve adicto a un deporte que combina el contacto con la naturaleza y la maestría de una actividad física extenuante pero relajante.

Campeonatos de carreras de trineos

Este deporte es comprensible sólo para los “musher” o quienes los hayan acompañado de cerca, quienes han experimentado la increíble sensación del vértigo de la nieve y la velocidad.

Para quienes ya sean adictos a este deporte y amantes de los perros de trineo y deseen dedicarse de lleno a las carreras, podrán obtener la mejor información con plenas garantías en las diferentes asociaciones o en la federación nacional correspondiente.

Como la carrera exige un duro esfuerzo físico, tanto el “musher”como el perro o los perros que tiran del trineo deberán contar con un entrenamiento sistemático y minucioso que les permita realizar la tarea con expectativas de éxito. El equipo destinado a las carreras es amplio y variado, pero tratar de ello aquí superaría los objeti­vos que se ha impuesto este post.

Carcterísticas del Basset Hound

El Basset Hound es un perro sabueso de patas muy cortas, pero proporcionado y de aspecto distinguido. Es un perro muy tenaz y resistente, un cazador de estirpe con muy buen olfato e instinto de jauría.

El Basset Hound es un perro sabueso de patas muy cortas, pero proporcionado y de aspecto distinguido. Es un perro muy tenaz y resistente, un cazador de estirpe con muy buen olfato e instinto de jauría. Dotado de una voz pro­funda y melodiosa. Es afectuoso, plácido, nunca agre­sivo ni tampoco miedoso.

Características físicas del Basset Hound

Posee un cuerpo largo y proporcionado. Las costillas del Basset son bien redondeadas, formando un pecho bien desarrollado, con un es­ternón algo prominente. La espalda es ancha, la cruz y el lomo están aproximadamente a la misma altura.

El cráneo tiene forma de cúpula, presenta una protuberancia occipital bastante prominente. La cabeza es ancha, pero se estrecha progresivamente en dirección al hoci­co, que es seco, con la caña nasal en dirección paralela a la línea superior del cráneo. Sobre la frente y cerca de los ojos, el Basset Hound suele mostrar arrugas, que se hacen más notorias cuando el animal se estira o cuando baja la cabeza. La trufa es negra, pero en los ejemplares de capa clara también puede ser marrón o de color hígado. Las mandíbulas son fuertes y presentan una articulación en tijera.

Los ojos suelen ser de color oscuro, aunque  pueden ser castaños, sobre todo en los perros de capa clara. Son parcialmente hundidos y su expresión es de calma y seriedad.

Las orejas se insertan bajas, más abajo de la línea de los ojos. Tienen textura fina y aterciopelada, son estrechas, muy flexibles y largas, llegan a sobrepasar el extremo del hocico. El cuello es largo, curvado y musculoso, con una papada bastante acentuada.

Las patas delanteras son cortas, potentes y pro­vistas de una fuerte osamenta, articulándose en hombros bien formados. Los codos están bien alineados, se ajustan perfectamente a las costillas. Las patas traseras son muy musculosas, con la babilla bien angulada, los corvejones bajos y las cañas traseras parcialmente recogidas bajo el cuerpo. La laxitud de la piel suele formar bolsas y pliegues entre el corvejón y el pie y por detrás de la articula­ción del corvejón. Los pies del Basset Hound son grandes, con buenas articulaciones, provistos de almohadillas gruesas y bien formada.

La cola es bastante larga,grue­sa y fuerte en la base, bien implantada. Se afina hacia la punta, el pelo se torna áspero hacia el extremo. Cuando el perro está en movimiento lleva la cola hacia arriba

El pelaje es corto, liso y denso, exento de flecos. La coloración más habitual es la tricolor: negro, fuego y blanco. También es frecuente la variedad bicolor: beige y blanco.

Características del Bulldog

El Bulldog es un perro de pelo liso, robusto, de patas cortas, ancho, potente, compacto. Con cabeza maciza, bastante grande con relación al tamaño del perro.

 

El Bulldog es un perro de pelo liso, robusto, de patas cortas, ancho, potente, compacto. Con cabeza maciza, bastante grande con relación al tamaño del perro. Ninguna característica debe estar más acusada que las demás hasta el punto de destruir la armonía general o de dar al perro un aspecto deforme o dificultar su movimiento.

La cara es corta, el hocico ancho, truncado e inclinado hacia arriba. El cuerpo es corto, sólido, las patas, fuertes, musculosas, atléticas. Las patas traseras son altas y fuertes pero un poco más ligeras comparadas con las delanteras, de poderosa constitución. La hembra no es tan impresionante y desarrollada como el macho.

Características del Bulldog

El Bulldog da la impresión de ser un perro decidido, fuerte y activo. Posee un temperamenteo vivo, osado, fiel, digno de confianza, valiente, de aspecto terrible pero dotado de una naturaleza afectuosa.

El cráneo es fuerte, ancho y cuadrado. Las mejillas son redondeadas y se extienden por los lados a partir de los ojos. Vista de perfil, la cabeza parece muy alta y corta desde el occipucio hasto lo punta de lo nariz. La frente es plana, la piel de la frente y de la cabeza es suelta y arrugada. La frente no es prominente y no sobresale de la cara. Presenta una profunda y ancha depresión entre los ojos. Desde el stop hasta la mitad del cráneo se extiende un surco ancho y profundo que se puede seguir hasta la cima.

La cara es corta y presenta arrugas sobre la piel. El hocico es corto, ancho, recogido y muy grueso, desde la comisura del ojo hasta la comisura de los labios. La trufa tiene ventanas anchas y altas,  es de color negro, en ningún caso podrá ser de color hígado, rojo o marrón. La punta de la trufa está más recogida hacia los ojos.

Los labios son gruesos, anchos, colgantes, muy caídos y cubren completamente la mandíbula inferior por los lados pero no por el centro. Recubren el labio inferior por delante y ocultan completamente los dientes. Las mandíbulas son anchas, macizas y cuadradas. La mandíbula inferior sobrepasa considerablemente la mandíbula superior y se curva hocia arribo. Vistos de frente, los rasgos de la cara deben ser simétricos.

Vistos de frente, los ojos del Bulldog están situados bajos, alejados de las orejas. Están alineados con el stop. Están muy separados pero sus comisuras externas se encuentran en el interior del contorno de las mejillas. Son de forma redonda, de tamaño mediano, ni hundidos ni saltones, con color muy oscuro, casi negros.

Las orejas están implantadas altas, están separadas al máximo y colocadas lo más alto y alejadas de los ojos posible. Son pequeñas y finas. Se acepta la oreja en rosa, es decir, que se repliega hacia el interior en su parte posterior, con el borde anterosuperior curvándose hacia el exterior y hacia atrás, descubriendo parcialmente el interior del conducto externo de la oreja.

Los maxilares son anchos y cuadrados; presentan seis incisivos alineados de forma regular entre los caninos. Los caninos están separodos. Los dientes son fuertes y sólidos; no se ven cuando la boca está cerrado. De frente, lo mondíbula inferior debe estar centrada sobre lo mandíbula superior y ser paralela.

El cuello presenta una longitud moderada en el Bulldog, es muy grueso, poderoso y sólidamente implantado. Es convexo en su perfil superior y presenta la piel suelta, espesa y arrugada en lo zona de la garganta, formando una papada a coda lado, desde la mandíbula inferior hasta el pecho.Los hombros son anchos, oblicuos y bien descendidos, muy potentes y musculosos, dan la impresión de estor pegados al cuerpo. El pecho es grande y redondo y muy alto desde el hombro al esternón. El tórax es redondo detrás de los miembros delanteros y no plano en los lados. Las costillas están bien redondeadas.

Las patas delanteras son muy fuertes, cortas y sólidas, bien desorrollodas, separadas, gruesas, musculosas y rectas. Presentan un contorno más bien curvo, pero los huesos son rectos y fuertes, no arqueados ni torcidos. Los codos son bajos y separados de las costillas. Los metacarpos son cortos, rectos y fuertes.

El pecho del Bulldog es ancho, redondeado lateralmente, prominente y descendido. Las costillas son redondeadas hacia la parte de atrás del tórax. El vientre es retraído pero no escondido.

Las patas traseras son fuertes y musculosas, proporcionalmente más largas que las delanteras con el fin de levantar el riñon. Los corvejones son ligeramente acodados y descendidos. Las patas son largas y musculosas desde el riñon hasta el corvejón. E

Características del Bull Terrier

Perro de fuerte construcción, musculado, bien proporcionado y activo. De vivo expresión, resuelta e inteligente. Es el gladiador de los perros, lleno de valor y de coraje. Es único por su caña nasal descendente y cabeza ovoidol. Los caracteres sexuales de la hembra y del mocho deben estar bien marcados cualquiera que sea su tamaño.

caracteristicas del bull terrier

El Bull Terrier es un perro de fuerte constitución, musculoso, bien proporcionado y activo. De expresión vivaz, resuelta e inteligente. Se lo conoce como  el “gladiador de los perros”, está lleno de valor y de coraje. Es único por su caña nasal descendente y cabeza ovoidal. Los caracteres sexuales de la hembra y del macho deben estar bien marcados cualquiera que sea su tamaño. De carácter equilibrado, debe obedecer las órdenes. Aunque obstinado debe ser gentil con los personas.

Características físicas del Bull Terrier

La cabeza es larga, fuerte y llena hasta el extremo mismo del hocico. Vista de perfil es de forma ovoide y completamente llena, sin depresiones ni marcas. La parte superior del cráneo es casi plana desde una oreja a la otra. El perfil del Bull Terrier se inclina suavemente hacia abajo, desde lo alto del cráneo a la nariz. La trufa es negra, inclinada hacia abajo en su extremo. Las ventanas están muy desarrolladas. La mandíbula inferior es gruesa y fuerte. Posee dientes sanos, fuertes, de buen tamaño y perfectamente implantados. Los maxilares tienen una articulación perfectamente regular y cierran en tijera.
De apariencia estrecha, los ojos del Bull Terrier son oblicuos y triangulares, hundidos en sus órbitas, de color negro o marrón tan oscuro que parece negro, con un brillo penetrante. La distancia de la trufa a los ojos debe ser notablemente superior a la que hay desde los ojos al occipucio. Los ojos total o parcialmente azules se consideran un defecto.

Las orejas del Bull Terrier son pequeñas, delgadas y próximas, el perro debe poder llevarlas totalmente erectas. En este caso, deben estar totalmente verticales.


Los hombros son fuertes y musculados, sin ser cargados. Los omóplatos son anchos, planos y bien apretados contra la caja torácica. Presentan una clara inclinación hacia atrás, formando casi un ángulo recto con el brazo, los codos son derechos y sólidos.  Las patas delanteras del Bull Terrier deben tener el hueso lo más fuerte y robusto posible de manera que el perro esté sólidamente plantado. Tienen un paralelismo perfecto.

La caja torácica es redonda con costillas perfectamente arqueadas. La altura del pecho desde la cruz a la región del esternón es grande, estando más cerca del suelo que el vientre. La espalda es corta y recta, horizontal. Forma una ligera curvatura o arco a la altura del riñon que es ancho y musculoso. La línea que va desde la región del esternón al vientre se curva graciosamente hacia lo alto. Visto de frente, el pecho es ancho.

Las patas traseras vistas desde atrás son paralelas. Los muslos son musculosos, con angulociones marcadas.  Los pies son redondos y compactos, con dedos arqueados. La cola es corta, de implantación baja, llevada horizontalmente. Gruesa en su base, va estrechándose hasta formar una fina punta.

El pelaje es corto, liso, plano, áspero al tacto, brillante. La piel cubre perfectamente la forma del cuerpo. En invierno puede presentar un subpelo suave. En los perros blancos, la capa es de un color puro. La piel pigmentada y las manchas en la cabeza no constituyen defectos. En los perros de color, el blanco debe dominar. En igualdad de puntuación deben preferirse los atigrados. Se admiten el atigrado negro, el rojo, el leonado y las capas tricolores. La capa blanca mosqueada o atruchada es defectuosa. La capa azul o color hígado también.


No hay límite de peso ni de talla. El perro debe dar la impresión de tener la máxima sustancia para su tamaño, considerando su calidad individual y su sexo.

Existe una variedad de Bull Terrier  en miniatura, el estándar es el mismo, con las excepciones que a continuación se señalan. Peso y talla: la altura a la cruz no puede pasar de 35,5 cm. No hay límite de peso, debiendo dar la impresión de estar bien proporcionado.

Se consideran defectos los ojos redondos. Cola llevada por encima de la horizontal de una manera continuada. En los blancos, manchas y pigmentación aceptadas únicamente sobre el cráneo y las orejas.

Para el Bull Terrier miniatura las mismas indicaciones anteriores y no confirmación si la talla sobrepasa los 35 cm, tanto para machos como para hembras.

Características del Cão da Serra da Estrela

El Cão da Serra da Estrela es un animal convexilíneo, molosoide, del tipo mastín. Rústico, muy fornido, de una gran vivacidad y actitudes imponentes. Su mirada es viva, tranquila y expresiva.

El Cão da Serra da Estrela es un animal de líneas convexas, un molosoide, del tipo mastín. Rústico, muy fornido, dotado de gran vivacidad y actitudes imponentes. Su mirada es despierta, tranquila y expresiva. Se muestra receloso con los extraños, es muy dócil con quienes le conocen y muy obediente con su amo. Bien proporcionado, morfológicamente perfecto, el conjunto es de una gran armonía, revelando una pureza étnica acentuada por el paso del tiempo.

Características físicas del Cão da Serra da Estrela

La cabeza es fuerte, voluminosa, bien plantada, con mandíbulas bien desarrolladas. La piel es lisa sobre el cráneo y las mejillas. El cráneo del Cão da Serra da Estrela es alargado y ligeramente convexo, con el stop poco pronunciado. La cabeza es proporcionada con respecto al cuerpo, igual que el cráneo respecto de la cabeza. No presenta cresta occipital. La caña nasal es alargada, haciéndose más estrecha hacia el extermo pero sin afilarse, tiende a ser recta.

Las orejas del  Estrela son pequeñas en relación al conjunto, delgadas, de forma triangular, redondeadas hacia la punta, de inserción media, inclinadas hacia atrás, caídas lateralmente, apoyadas en la cabeza dejando ver un poco de la cara interna. Se admiten las orejas cortadas, pero se prefieren las orejas enteras. A título personal, no estamos de acuerdo con las mutilaciones estéticas de los animales.

Los ojos son horizontales, ovalados, de tamaño regular, iguales y bien abiertos, con expresión tranquila e inteligente, suelen ser de color ámbar oscuro. Los párpados cierran bien, con los bordes negros y las cejas un tanto marcadas. La nariz tiene las ventanas rectas, anchas y bien abiertas. Siempre es de un color más oscuro que el de la capa y preferentemente negra. La boca está bien hendida, con labios grandes, poco gruesos, no caídos y bien superpuestos. La mucosa bucal y el paladar son pigmentados de negro así como las comisuras de los labios. Posee unos dientes fuertes, blancos, bien implantados. El cuello es recto, corto y grueso, bien plantado, con papada poco desarrollada.

El pecho del Cão da Serra es arqueado, ancho, profundo y bien inclinado. La espalda es casi horizontal, preferentemente corta. La grupa es levemente inclinada. El vientre es voluminoso, proporcionado a la corpulencia del animal, es levemente retraído.
Las patas delanteras tienen buen aplomo cuando el animal está en buena posición, son casi cilíndricas. El esqueleto está bien constituido. Las articulaciones son fuertes. Corvejón poco descendido, seguido de una caña vertical.

Los pies están proporcionados con el cuerpo del Cão da Serra, ovalados, una mezcla entre “pie de gato” y “pie de liebre”. Los dedos son gruesos y están bien unidos, con pelos en los espacios interdigitales y entre los tubérculos de la almohadilla. Las almohadillas son duras y gruesas. Las uñas son negras o muy oscuras, bien salidas. Pueden tener espolones dobles o simples.

La cola es larga, entera, de inserción media, con mucho pelo. En la variedad de pelo largo, la cola es franjeada, con forma de gancho en la punta. La lleva debajo de la línea horizontal.

El pelaje puede ser largo o corto, fuerte, algo duro, repartido de manera desigual en todo el cuerpo. Es más denso y corto en la zona de la cabeza, en las patas. El pelo de las orejas es menos largo y más suave. Es más largo alrededor del cuello, donde puede formar una pequeña papada. Tiene una capa interna de pelos finos, muy abundantes y cortos, generalmente más claros que la capa externa. Sólo se admite el pelaje leonado, lobuno y amarillo, los ejemplares moteados y los unicolores.

La altura a la cruz oscila entre 65 y 72 cm en los machos y es de 62 a 68 cm en las hembras. El peso varía entre 40 y 50 kg en los machos, de 30 a 40 kg en las hembras.Se consideran defectos, la cabeza demasiado estrecha, larga y afilada. Prognatismo. Ojos de color diferente o de tamaño desigual. Orejas mal implantadas, demasiado grandes, carnosas o redondas. Cola amputada, rudimentaria o con un defecto de nacimiento. Albinismo, trufa clara o con manchas despigmentadas. Pelo diferente del tipo natural. Tamaño excesivo o insuficiente, aunque con uno tolerancia de 2 cm en más o en menos.

Características del Cão da Serra des Aires

Perro de tamaño mediano, sublongilíneo. Excepcionalmente inteligente y muy vivo, dotado de una rusticidad y sobriedad notables; es muy afecto al pastor y al ganado aue guarda, desconfía de los extraños y vigila de noche.

El Cão da Serra des Aires es un perro de tamaño mediano. Excepcionalmente inteligente y muy vivaz, dotado de una rusticidad y sobriedad notables, disfruta mucho del  pastoreo y del ganado que guarda, es receloso de los extraños y se mantiene atento durante las noches. Por poseer el aspecto y las actitudes semejantes a las de un simio se ha ganado el apodo de “perro mono”.

Características del Cão da Serra des Aires

Posee una cabeza fuerte, ancha, ni larga ni globulosa. El hocico del Cão da Serra des Aires es casi cilindrico, de perfil bastante recto, es corto, midiendo alrededor de dos tercios de la longitud del cráneo. El ancho guarda proporción con la forma y la longitud. El stop está bien marcado.

El cráneo un poco más largo que ancho y abombado sobre los dos ejes, pero más en el sentido lateral. Los arcos superciliares no son prominentes. Presenta un surco frontal pronunciado hasta la mitad de la frente. La trufa está bien desarrollado, es ligeramente respingona, con ventanas amplias. Tiene forma  redondeada, cilíndrica y truncada casi verticalmente, de color negro preferentemente  o más oscura que la capa. La mandíbula del Cão da Serra presenta dientes blancos y sólidos, con labios apretados, no superpuestos;,delgados, firmes, cortados casi recto.

Los ojos tienen una expresión viva, inteligente y dócil, son de color oscuro preferentemente, redondeados, de un tamaño mediano, con párpados pigmentados de negro o en todo caso más oscuros que el color de la capa. Las orejas tienen una inserción alta, van caídas y no rotas cuando están enteras, rectas cuando están cortadas. Son triangulares, de longitud mediana, finas y lisas. No aconsejamos las mutilaciones estéticas, son crueles y producen un sufrimiento innecesario al animal. El cuello une armoniosamente la cabeza con el tronco, es recto, medianamente grueso y sin papada.

Las patas delanteras son fuertes, con buenos aplomos de frente y de perfil, bien paralelas. El hombro y el brazo son fuertes, con una longitud mediana, musculosos y con el ángulo del hombro recto. El antebrazo vertical es bien musculoso, el carpo no es saliente y es seco. El metacarpo tiene un grosor regular y es medianamente largo, no muy inclinado.

La espalda del Cão da Serra des Aires es levemente inclinada y la línea inferior del cuerpo es ascendente. El pecho es prominente y amplio, desciende hacia atrás, es profundo. Las costillas no son muy arqueadas. La región lumbar es algo arqueada y corta, musculosa. El vientre es voluminoso, algo subido. La grupa está algo retraída.

Las patas traseras son fuertes y paralelas, con muslos medianos y musculosos. La pierna es larga y musculosa. Los pies son redondeados, no aplastados, con dedos largos y apretados, arqueados, con uñas largas y fuertes, de color negro o más oscuras que la capa, con almohadillas espesas y resistentes.dos, con uno curva pronunciada; uñas largas, fuertes y negras o más oscuras que la capo; almohadillas espesas y resistentes.
La cola del Cão da Serra des Aires tiene una inserción alta, es afilada hacia la punta y cae arqueada entre los muslos en reposo, se abanica o levanta enrollada.
El pelaje es muy largo, liso o algo ondulado, formando una barba, bigotes y cejas largas pero que dejan ver los ojos. Los colores son: amarillo, marrón, gris, leonado y lobuno, con variedades clara, común y oscura, negro, más o menos marcado de fuego con o sin, pelos blancos mezclados, pero nunca con manchas blancas, excepto una pequeña en el pecho. El pelo es de grosor mediano y de la misma textura que el de la cabra, con ausencia de subpelo. La piel de las mucosas internas y externas es pigmentadas preferentemente, no es muy tersa.El movimiento del Cão da Serra des Aires es ligero, predomina el trote, el galope es enérgico cuando el trabajo lo exige. La altura a la cruz oscila entre 42 y 48 cm en los machos; entre 40 y 46 cm en las hembras. Peso es de 12 a 18 kg.

Se consideran defectos en esta raza, la cabeza estrecha y larga. Perfil convexo. Oposición dental defectuosa. Cráneo plano, en bola o estrecho. Inserción baja de las orejas. Cola amputada o ausente de nacimiento. Pelo poco largo, rizado y ensortijado, blanco en las extremidades de los miembros o capa pía. Enanismo.