Crianza del Bulldog Francés

La expansión del Bulldog Francés tiene y tendrá siempre, algunas limitaciones debido principalmente al hecho de que la mayoría de los cachorros (que son poco numerosos en cada camada) vienen al mundo por cesárea debido al gran tamaño de su cabeza.

La expansión del Bulldog Francés tiene y tendrá siempre, algunas limitaciones debido principalmente al hecho de que la mayoría de los cachorros (que son poco numerosos en cada camada) vienen al mundo por cesárea debido al gran tamaño de su cabeza.

La cría de este Bulldog exige pues, una gran experiencia. Conviene seleccionar perras de cría que sin diferenciarse mucho del tipo de la raza, presenten características apropiadas que faciliten el parto y les permita alimentar correctamente a sus cachorros (pues a veces aparecen problemas de lactancia además de los del parto). La hembra deberá tener una constitución sólida y una fuerte musculatura, una pelvis correctamente proporcionada sin que en ningún caso sea demasiado pesada o demasiado larga.

COMO ES LA CRIANZA DEL BULLDOG FRANCES

Como subraya Henri F. Réant, presidente del Club del Bulldog Francés y criador desde hace mucho tiempo, “la crianza del Bulldog Francés comporta una cierta dificultad que se convierte en acicate, algo así como una especie de lotería que va más allá del simple díptico producción-venta. Además de saber elegir los -números de la suerte- hay que tener confianza en la naturaleza”.

El que adquiera un Bulldog habrá de ser paciente. Un consejo que le será útil es que se dirija a criadores experimentados y entusiastas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *